Consejos para dejar a las gallinas si nos vamos de vacaciones

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información×

 927 530 610 - 659 166 976

 Detalle de la consulta
¿Qué hacer con nuestras gallinas durante las vacaciones?
   17 de marzo de 2018

¿Qué hacer con nuestras gallinas durante las vacaciones?

Cuando llegan las vacaciones, los que tenemos gallinas nos enfrentamos a un tremendo dilema: quedarnos en casa para ocuparnos de los animales o marcharnos unos días de viaje. Bien, podemos irnos de vacaciones unos pocos días y que nuestras gallinas se queden a sus anchas, pero antes de cargar las maletas en el coche debemos seguir una serie de pautas para asegurar su bienestar durante nuestra ausencia.

¿Qué necesitan las gallinas cuando van a estar unos días solas?

Ausentarse durante dos o tres días y no ir a ver a las gallinas porque nos ha surgido un viaje no supone ningún problema. Basta con que dejemos preparado alimento y agua suficientes para el periodo en el que estaremos fuera. Para ello, en función de las posibilidades de nuestro gallinero, si disponemos de un mecanismo automático debemos calcular 130 gramos de pienso por día y gallina para que no les falte comida. Para evitar problemas por su falta de costumbre, familiarizaremos a nuestras gallinas con estos novedosos equipamientos varios días antes de nuestra partida. 

Si no tenemos opción de equipamiento automático, la otra solución consiste en utilizar tolvas y bebederos de mayor tamaño o bien multiplicar comederos y bebederos, teniendo en cuenta que las gallinas son grandes consumidoras de agua, especialmente en verano. Para hacer nuestros cálculos, para cuatro gallinas, por ejemplo, es necesario prever al menos cinco litros de agua por día.

Por otro lado, y sobre todo en verano, no es aconsejable dejar la puerta del gallinero abierta toda la noche porque nuestras gallinas estarían expuestas al ataque de alimañas o depredadores. Una solución podría ser que, para una escapada de fin de semana, dejáramos a nuestras gallinas encerradas en el gallinero, con la condición de que esté suficientemente ventilado y fresco para que no sufran por el calor. Sin embargo, no es lo más aconsejable, pues a las gallinas les gusta estar por el día correteando, picoteando hierbas e insectos, dándose baños de arena o simplemente al sol o cobijadas bajo la sombra de un árbol.

Puertas automáticas en el gallinero

Por las razones antes citadas, la mejor solución sería instalar un sistema para la apertura y cierre automático de la puerta del gallinero. De esta manera, nosotros mismos podemos programarla en función de la hora habitual de salida y entrada de las aves de su gallinero. Así, nos aseguraremos entonces de que nuestro gallinero es suficientemente seguro, verificando que no tenemos ni hay ningún agujero o abertura por el cual pudiera pasar un depredador. Gracias a este dispositivo automático, nuestras gallinas no variarán sus rutinas, ya que saldrán a la intemperie a la hora que normalmente les abrimos la puerta, realizarán sus actividades cotidianas al aire libre y con la puesta de sol, cuando ellas se recojan, la puerta automática se cerrará a la hora que previamente hayamos programado y así estarán  protegidas durante toda la noche de los depredadores.

Con este sistema ganaremos en tranquilidad y podremos ausentarnos de casa sin tener preocupaciones. Incluso es recomendable instalarlo aunque estemos en casa para irnos a dormir tranquilos y, a la mañana siguiente, no encontrarnos ningún desaguisado.

A la vuelta de las vacaciones, simplemente tendremos que recoger los huevos acumulados durante nuestra ausencia y renovar el agua de bebida y la comida.

¿Qué hacer con nuestras gallinas si vamos a viajar varios días?

Más de tres o cuatro días de ausencia nos obligarán a pedir ayuda a un vecino o un amigo para que cuide de nuestros animales, pues aunque las gallinas necesitan menos atenciones que otros animales de compañía como un perro o un gato, tienen que recibir una alimentación suficiente copiosa a diario y disponer de agua limpia y fresca, sobre todo en verano. Por ende, nuestro ayudante deberá acudir a nuestro gallinero al menos una vez cada dos días, para rellenar comederos, cambiar el agua y, si no disponemos de un sistema automático para la apertura y cierre del gallinero, deberá ir cada atardecer para echar el cerrojo y evitar un posible ataque de depredadores. Si disponemos de este sistema, con una visita cada dos días es suficiente. A cambio de este impagable servicio, podemos proponer a nuestro colaborador que recoja para él los huevos que las gallinas pongan durante nuestra ausencia. Al volver de vacaciones solo tendremos que hacer una buena limpieza del gallinero, incluyendo comederos y bebederos.

 

Compártelo en las redes sociales:

Ventaja-1

Incubadoras y productos avícolas

Distribuimos en exclusiva para España y Portugal las prestigiosas marcas alemanas HEKA y SOLLFRANK. También somos distribuidores en exclusiva para España de la famosa marca inglesa BRINSEA. Contamos con nuestra propia marca de complementos alimenticios 100% naturales.

Ventaja-2

Venta de animales

Cumplimos con todos los permisos necesarios para la importación y venta de aves tanto domésticas como silvestres. Concienciados con el bienestar animal y cumpliendo la normativa vigente, todos nuestros animales se entregan con certificado veterinario.

Ventaja-3

Compra fácil

Por teléfono, por email o por nuestra tienda virtual. Tanto los productos como los animales, usted los recibirá en su domicilio con nuestro servicio de envío puerta a puerta de una forma segura y garantizada.